Social Icons

La isla

Un rincón donde descubrir la autenticidad de unas gentes que han sabido preservar el paisaje y sus costumbres, esa es la isla de El Hierro, occidente y sur de Europa, donde el tiempo transcurre de un modo más pausado, haciendo que los días de estancia en la isla sean tiempo de explorar rincones en los que dejarse llevar por la sorpresa del paisaje. Porque la visita a El Hierro es estar dispuesto a descubrir la isla, a mezclarse con su gente, a disfrutar de la pacífica convivencia entre la naturaleza volcánica, salvaje y por momentos agreste e inhóspita con los acogedores y mágicos bosques de laurisiva que nos envuelven en una serena paz. Diversidad y contrastes que hacen que no lleguemos a percibir bien el ritmo del tiempo que rige la isla. Lavas, mares, bosques, sabinas eternas, senderos, acantilados… y gentes. Gentes abiertas que ayudan a entender su particular belleza.

El Clima
La orografía condiciona el clima de cada zona de la isla. Sin embargo, son las nubes las que juegan el papel más importante en las variaciones climáticas. Los alisios y la Corriente de las Canarias, una bifurcación fría de la Corriente del Golfo que se separa en las Azores, hacen que la isla no posea un clima árido como ocurre en el Sáhara que se encuentra en la misma latitud.

Geografía
Se encuentra atravesada de oeste a este por una gran línea en forma de dorsal con numerosas montañas y las zonas costeras están formadas por malpaises con abruptos acantilados que llegan hasta los 1.000 metros de altura.
La isla tiene una formación volcánica, siendo la más reciente del archipiélago canario con una antigüedad de aproximadamente 3 millones de años. Presenta una meseta central y dos grandes depresiones, una abierta al noroeste, el Valle del Golfo y otra al este el Valle de Las Playas.

La altura máxima se sitúa en el centro de la isla, en el Pico de Malpaso, con 1.501 m de altitud. Entre otros accidentes geográficos destaca el Valle del Golfo, producido tras el deslizamiento de una parte de la isla. Cabe señalar además la Punta de La Restinga (punto más meridional de España) y la Punta de la Orchilla (punto más occidental de España). En proporción a su tamaño, es la isla con mayor superficie protegida de todo el archipiélago (un 58% de su territorio), según recoge la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos.